¿Qué saben los españoles sobre Rusia y los rusos? Es la pregunta que siempre interesa a ¡Rusízate!, porque uno de los objetivos de este blog es desmontar mitos que andan por el mundo. En la entrada de hoy ¡Rusízate! entrevista a una española llamada Anaís Bellido. A ver si tus conocimientos básicos sobre Rusia coinciden con los pensamientos de esta escritora. ¿Interesante? Sigue leyéndome.

Anaís, ¿Cuándo y cómo nació la idea de ser escritora?

En realidad, he escrito desde siempre. No puedo entender la vida sin escribir… ni sin leer. Ya de pequeña me inventaba historias, muy basadas en mis lecturas de la época, por supuesto. Durante años también, recibí y escribí cartas con gente del mundo entero. ¡Tenía una media de 14 penfriends al mismo tiempo! Muchas de las cartas se perdieron, por desgracia con el tiempo. Me gustaba saber cómo vivía otra gente, en otros lugares, las diferencias y las similitudes con mi forma de vivir. Curiosamente, no recibí cartas de Rusia. Simplemente, no surgió la oportunidad. Yo tenía la idea de Rusia era un lugar muy lejano, en donde hacía mucho frío y se jugaba mucho al ajedrez.

Más tarde me dediqué a la docencia, luego nació mi Lobato. Tras mi divorcio, volví a la casa familiar, donde vivo, además, con mi madre y mi tía abuela, toda una matriarca de casi 100 años. El lugar se llena de vida con la llegada de mis Lobeznos. Los tres niños se llevan muy bien y disfrutan mucho del tiempo que están juntos. Creo que es una suerte que cuatro generaciones de una misma familia podamos compartir un espacio, dando lugar a vivencias únicas. Para las generaciones más jóvenes, les da una memoria histórica familiar que los vincula con su lugar de origen. Por circunstancias vitales, el Lobato y los Lobeznos viven entre diferentes países, pero sus orígenes los vinculan con un lugar concreto. Creo firmemente que todo el mundo necesita raíces y alas. Saber de dónde vienes, tener unas raíces fuertes, permite que tus alas se desplieguen con más fuerza, para volar hasta donde tus sueños te lleven.

Por otro lado, convivir con diferentes generaciones les ayuda a construir una memoria histórica. Puede parecer algo simple, pero no lo es. Para los niños, el aprendizaje pasa por lo afectivo, por algo que esté en su entorno ¿y qué está más en su entorno que su propia familia? Un hecho histórico es más fácil de recordar si se localiza en el tiempo con un “cuando vuestra bisabuela era pequeña”, por ejemplo.

Crecer viendo miembros de diferentes generaciones también permite, curiosamente, aprender que los cuidados y la atención no van siempre de los adultos a los niños o de los mas mayores a los más jóvenes. Aunque mi tía abuela está muy bien de salud, no deja de tener casi un siglo y, por ello, es frágil e incluso, en ocasiones, vulnerable. Los niños han aprendido adaptarse a sus necesidades. Van corriendo y, al pasar junto a ella, frenan de golpe, pasan como un suspiro, con todo el cuidado del mundo…para volver a salir a toda prisa. 

Anaís, ¿Cómo llegaste hasta la idea de crear tus cuentos “inter-generacionales”?

Justamente fue las ganas de trasmitir esas vivencias lo que me llevó a los Cuentos Inter-generacionales” y que actualmente están publicados en Kindle Amazon https://www.amazon.es/s/ref=nb_sb_ss_i_1_10?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&url=search-alias%3Daps&field-keywords=anais+bellido&sprefix=anais+bell%2Caps%2C204&crid=37C5TKQXDAIAC . ¿De qué hablan mis libros? ¡De muchas cosas! Por supuesto de relaciones entre personas de diferentes generaciones. Están los tres primos, Adrián, Laura y Gabriel que son los personajes entorno a los cuales giran una parte de las historias. Pasan las vacaciones con su familia materna, con su Yaya y su tía bisabuela. Entorno a ellos, hay una vida “de pueblo”: Begoña, la panadera, Toni, el escultor, Octavio, el veterinario…De ahí derivaron historias donde los protagonistas fueron en un principio, personajes secundarios. Creé los personajes de Octavio, el veterinario, Clara, la policía y el señor Wu, el empresario chino “por necesidades del guion”, pues en mi libro “Misterio en el Pinar”, los tres primos descubren un perrito, perdido en extrañas circunstancias. ¿Te puedes creer que se volvieron tan reales que mi familia empezó a hablar de ellos como si fueran a llegar a casa en cualquier momento? A Octavio le gusta la Biología y la Antropología, a Clara, lo que más le gusta es la Historia y al señor Wu, las relaciones y las diferencias culturales entre Oriente y Occidente. Fue así como surgió, entre otras historias “Año Nuevo Chino”, donde el señor Wu invita a celebrar esta festividad a los tres primos, con sus familiares. Fue muy divertido escribir esta historia. Me documenté un montón sobre cómo se celebraba, la decoración, la comida y también las leyendas y los mitos. Realmente el lector tiene la impresión de estar allí, en medio de la reunión, como un miembro más. Y ahora que lo pienso… ¿quién sabe? Quizás podría creer un personaje de origen ruso, al igual que creé a Kal, un niño que nació en Venezuela, pero ha pasado sus últimos 5 años en África, siguiendo a su padre que cambia de país por necesidades laborales.

También tengo otro tipo de cuentos, más “históricos”. Escribo mucho sobre gente resiliente, que no le importa cambiar de país para tener nuevas oportunidades o cuya enfermedad no es un freno, sino una pista de despegue, mostrando al mundo que pueden salir adelante. Suelen decirme que mis personajes, aún cuando han vivido 100 años o más antes de nuestra época son totalmente actuales. Resulta muy fácil identificarse con ellos porque son muy próximos. ¡Por eso son cuentos inter-generacionales!

Ah! Y cómo no hablar de mis cuentos, muy “cuentos”, muy mágicos. ¿Sabías que no hay Totoros sólo en Japón? También los hay en Andorra 😉. Por otro lado, ¿qué opinan las ardillas de los humanos? Fue taaaan divertido dar voz a esos pequeños animales que saltan de árbol en árbol del jardín.

Anaís, cuéntame un poco sobre tu blog www.inter-generacional.com:

 Mi blog nació como una extensión de mis cuentos. En un principio, iba a ser sólo una plataforma en la que entrevistar a personas que, como tú, me resultaran interesantes. Pero aquello creció y creció y ahora www.inter-generacional.com son entrevistas, por supuesto, pero también artículos míos sobre inter-generacionalidad. También colaboro con la web Sembrar Estrellas, donde escribo artículos relacionados con la inter-generacionalidad y el bilingüismo. Aquí https://www.sembrarestrellas.com/2019/01/bilinguismo-introduccion-yo-sustitucio.html?spref=fb&fbclid=IwAR3MqarL11I5985x0tjcwC1kT7rrj07Zca9gSzxr342Gn8qEnbl7g8uWl58 podéis leer el artículo de enero.

Fuente

¿Tienes amigos rusos?

En el cole donde estudia mi hijo hay varios niños de origen ruso. Los niños están plenamente integrados y no se distinguen del resto de los alumnos. Sí he tenido ocasión de hablar con las madres. Lo que yo he percibido es que son gente muy interesada por la cultura, la que yo conozco más sobre todo por la música. Suelen apreciar el clima, sobre todo en invierno, porque en Rusia hace mucho frío.

¿Has estado alguna vez en Rusia? 

 No, no he estado nunca en Rusia. ¡El mundo es tan grande y hay tantos lugares que me gustaría conocer!! ¿Cómo me imagino tu país? ¡Con enormes contrastes! Me gustaría conocer San Petersburgo, pero también la naturaleza. Me imagino que habrá bosques por lo que se pueda andar durante kilómetros sin ver a nadie.

La idea de las personas en Rusia es de gente muy perfeccionista. Durante años, Rusia ha destacado en deportes y también en ajedrez.

¿Has leído algo ruso?

He oído hablar de Ana Karenina y también de Leon Tolstoi, pero no sé porqué no he leído nada. En realidad, de Rusia sé mucho de forma “indirecta”. De pequeña me gustaban mucho los cuentos de la Condesa de Ségur (https://es.wikipedia.org/wiki/Condesa_de_Ségur) que era de origen ruso. En todas sus historias, la cultura rusa está muy presente.  La que más me gustó fue la de una niña llamada Blondina. ¿Sabes lo que más me fascinó? En el cuento, el hada que cuida de la niña la duerme entre los 7 y los 14 años. Durante ese tiempo, el hada le enseña de forma mágica todo lo que “debería saber”. Yo me preguntaba si a mí me gustaría. Por un lado, qué bien aprender sin esfuerzo, por otro no veía yo muy claro que durante 7 años no hiciera nada más que aprender. ¿Y jugar? Eso también me parecía importante.

De adolescente, me enganché a los libros de Julio Verne. Recuerdo que me gustó “Aventuras de tres rusos y tres ingleses en África austral” y por supuesto “Miguel Strogoff”. Más tarde, vi en la tele los dibujos animados basados en esta historia. Pero si tengo que pensar en una historia rusa, lo primero que me viene a la mente es “Pedro y el Lobo”. Es una de esas historias que nunca me canso de escuchar. Pedro, el abuelo, el gato, el pajarito, el gato… ¡¡Es una gran aportación a la cultura universal!!

Y más cuentos, aunque esta vez en forma de baile: el ballet del Lago de los Cisne, lo que me lleva a pensar en Nureyev, el bailarín.

Conozco Yuri Gagarin. Y bueno, aunque no sea humana, también fue rusa, Laika, que además fue en España  muy popular gracias a la canción de Mecano. Y Anastasia!! la historia de la chica que estaba convencida de ser la hija de los zares de Rusia y que había sobrevivido.

Me interesa mucho el tema ruso, porque la verdad es que todo tiene que ver con la trama de mi próximo libro.

La verdad es que Rusia tiene un gran potencial, pero es cierto que no se la conoce demasiado. ¡Qué bien que exista una web como la tuya para desmontar mitos!!

Gracias, Anaís, por la entrevista. ¡Rusízate más! 

 

 

 

Comentarios  

+1 #1 Aitor 10-08-2019 12:56
Estupenda entrevista.
Cuando se conmemoran los años que el ser humano pisó la Luna y tenemos a Rusia prácticamente al lado vemos realmente la importancia de la distancia y lo poco que nos conocemos en nuestro propio planeta.
Citar